Si no ve correctamente este boletín por favor de click aquí.

     

26· julio· 2018

Estimados Asociados:

No se ve un TLCAN en 2018


La carta que envió Donald Trump al presidente electo Andrés Manuel López Obrador me hace pensar que no habrá TLCAN renegociado en 2018. La presión del tiempo no ha jugado a favor de México y Canadá en la renegociación. A inicios de mayo había optimismo con respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo, se calculaba que la Casa Blanca podría ser flexible en los puntos más contenciosos del TLCAN para alcanzar un principio de entendimiento antes de la elección mexicana, después supimos que no era así y que la Casa Blanca puso un ultimátum para que México y Canadá firmaran el principio de acuerdo con la inclusión de una cláusula sunset de terminación automática del TLCAN cada cinco años.

La misiva de Trump a Andrés Manuel López Obrador tiene elementos importantes y positivos entre los que destacan el reconocimiento de que el problema migratorio va más allá de la seguridad en la frontera y la disposición de la administración estadunidense a abordar el tema del desarrollo económico y de seguridad que impulsan la migración desde Centroamérica. También, es importante la disposición a redoblar esfuerzos ante el TLCAN y el aprecio a la lucha en contra de la corrupción. Sin embargo, la amenaza no tan sutil de que la renegociación se debe dar de manera rápida no me genera optimismo. 

RAPIDEZ VS. CALIDAD

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ha dicho en varias ocasiones que no se va a sacrificar velocidad por calidad, lo mismo ha afirmado Juan Pablo Castañón, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), lo que ha sido reiterado por Moisés Kalach, representante del CCE en el Cuarto de Junto en la renegociación del TLCAN. El primer ministro canadiense Justin Trudeau, ha dicho que, simplemente, no firmarán un acuerdo con cláusulas de terminación automática y con cambios en la resolución de controversias que darían preeminencia a las cortes de cada país.

Aunque el Presidente electo y su equipo tuvieran prisa por cerrar el TLCAN haciendo sacrificios como aceptar una cláusula sunset a diez años, será difícil que logren vencer la resistencia que vendría del equipo negociador de la actual administración y del sector privado mexicano y aún más difícil convencer a los canadienses.

Un elemento adicional es que la misiva del Presidente de Estados Unidos no fue redactada por él, no sería un detalle importante con cualquier otro líder político, sin embargo, con Trump suele haber fuertes disonancias entre sus posturas y su equipo, entre más ordenado o formal sea un planteamiento escrito más posibilidades hay de que el presidente estadunidense vaya en un sentido distinto a la hora de concretar. 

LA ELECCIÓN INTERMEDIA

Hay cierto optimismo de que ahora sí el tiempo juega a favor de México y Canadá y en contra del presidente Trump por los frentes que abrió con China y Europa que le han generado desgaste en varios estados que conforman su base política. Por ejemplo, Kansas es uno de los estados que ha comenzado a sentir los efectos negativos de las políticas proteccionistas de Trump. Para Kansas el TLCAN es vital, Canadá es su principal mercado de exportación y México es el segundo, en conjunto representan 39 por ciento del total de las exportaciones de la entidad. Además Kansas registró el año pasado un superávit comercial de mil 379 millones de dólares con México y con Canadá también tiene saldo a favor de 959 millones de dólares. Uno pensaría que Trump no se pararía en Kansas, pero lo hizo ayer y le fue muy bien porque traía regalos bajo el brazo, de hecho un regalo de 12 mil millones de dólares en apoyos para los productores agrícolas afectados por los aranceles que han adoptado México, Canadá, China y Europa. Aunque los 12 mil millones de dólares distorsionan al mercado y causaron enojo en los republicanos pro libre mercado.

Con el subsidio de 12 mil millones de dólares Trump tiene munición para lo único que entiende bien, los resortes de su base política de electores. Dichos resortes son lo único que importa de aquí a la elección intermedia del próximo 6 de noviembre donde se renueva la Cámara de Representantes y el 35 por ciento de los asientos del Senado y con el dinero del subsidio y los beneficios de la reforma fiscal no parece que le vaya a ir muy mal, de salir fortalecido de ese proceso tendrá más capital político para continuar su agenda proteccionista en contra de México, Canadá, Europa y China.

Una de las definiciones más claras de lo que significa Donald Trump la dijo Henry Kissinger la semana pasada en un lunch con Edward Luce, columnista del Financial Times. Kissinger dijo: “Trump puede ser una de esas figuras que aparecen, de vez en vez, para marcar el fin de una era y forzarla a renunciar a sus viejas posturas. Esto no significa que él, necesariamente, lo sepa o que lo esté considerando una gran alternativa, (Trump) podría ser sólo un accidente”.  

 

Fuente: Dinero en Imagen

En la opinión de:

AA. Felipe Miguel González Jaimes, Presidente de CLAA

Los cuatro puntos en los que México, Canadá y Estados Unidos tendrían que flexibilizarse son las reglas de origen que significa aumentar el contenido regional en las exportaciones, los componentes de estacionalidad que implicaría limitar las exportaciones agrícolas mexicanas y canadienses a los ciclos de los productores de la Unión Americana, la cláusula de terminación automática del TLCAN y la resolución de controversias.

 

Últimas Noticias

 

Advierten al País larga batalla en OMC

Dice OMC que TLC desafía a México

Acusa Trump a China de ser despiadada con agricultores de EU

Alianza del Pacífico renovó compromiso con apertura económica e inclusión: Peña

Trump consigue acuerdo con la UE para evitar guerra comercial

Proteccionismo, "duro golpe" al comercio mundial: Chinac

China tiene actitud "maliciosa" en el comercio: Trump

En ocho años creció al doble importación de camiones usados

Gobierno cumplió con ampliación de puertos