30 de junio de 2020

Aprueba el Senado tres leyes reglamentarias del T-MEC; hay dos pendientes

En el Senado avanza la aprobación del paquete de leyes reglamentarias del T-MEC. Esta tarde, el pleno aprobó, en la sesión de periodo extraordinario, la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, las reformas a las Ley de Derechos de Autor y reformas al Código Penal en materia de piratería..

Todas las fuerzas políticas en el Senado destacaron la decisión de eliminar de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, ayer aprobada, las disposiciones que permitían alargar los plazos de las patentes en la industria farmacéutica en detrimento del desarrollo de los productos médicos genéricos. Esta fue la primera ley que se discutió y aprobó, del paquete de los cinco ordenamientos que se aprobarán para adecuar la legislación nacional al T-MEC.

El dictamen fue avalado con 106 votos a favor y dos en contra, con el cambio propuesto un día antes por senadores de Morena, por el que se eliminó de la llamada Claúsula Boral el plazo de tres a ocho años, luego del vencimiento de las patentes, para la comercialización de genéricos.

En tribuna, el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, resaltó que “ésto permitirá iniciar la elaboración de medicamentos genéricos y la obtención del registro sanitario durante el tiempo de vigencia de una patente, y a partir del primer día de su vencimiento se podrá comercializar, generando un gran beneficio para el pueblo, teniendo acceso a medicamentos baratos”.

Igualmente,el coordinador de MC, Dante Delgado, resaltó que no podían permitir r que se generaran esquemas de captura del mercado farmacéutico en detrimento del derecho a la salud de todos los mexicanos.

“Con estos cambios esperamos que una vez que venzan las patentes legítimas ciertos medicamentos, puedan salir de inmediato al mercado, medicamentos accesibles y no tengamos que esperar de 2 a 5 años como sucede actualmente. Con ello coincidió el panista Gustavo Madero.

También ya se aprobaron en el pleno las reformas a la Ley de Derechos de Autor y las reformas al Código Penal en materia de combate a la piratería.

Al momento continúa la discusión en el pleno de dos leyes pendientes.

En el Senado se inició el período extraordinario  de sesiones con un un mensaje de unidad de los coordinadores de todas las fuerzas políticas, que anunciaron que los dictámenes de las cinco leyes reglamentarias del Acuerdo de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se aprobarían por unanimidad.

Resaltaron que ese consenso  permitirá  al presidente Andrés Manuel López Obrador llevar a Washington un   mensaje de cohesión y de trabajo comprometido entre su gobierno y Congreso, además de enviar señales de certidumbre y confianza al exterior.

El coordinador de Morena, Ricardo Moreal, resalto que una de las grandes lecciones, que se obtuvieron es que si es posible lograr acuerdos.

“Si es posible lograr unanimidades, cuando se pone por delante el interés del país. Es un buen mensaje a la nación y al mundo:  que tenemos capacidad para suscribir y lograr acuerdos fundamentales”, como la legislación secundaria,  “que servirá para que el presidente de la República exprese a otras naciones  que en México estamos unidos en los fundamental cuando se trata del interés nacional”.

Agregó que el presidente López Obrador  podrá acudir al encuentro que sostendrá con los otros suscribientes del acuerdo comercial T-MEC y lo hará con dignidad, con decoro y con una fuerza institucional que es indispensable acompañar”.

Por su parte, El coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, resaltó que es  un día importante para el país, pero también para el Senado, porque se demostró que hay voluntad de hacer buena política, política que suma, que construye, que no genera enconos, ni diferencias o distancias.

“Este resultado que permite a México presentarse de mejor forma, con mejores instrumentos jurídicos, no solamente ante el Tratado, ante Canadá y Estados Unidos, ante el mundo, porque va a generar confianza, porque nos van a ver como nos deben de ver, con respeto, del tamaño que es nuestro país”.

A nombre del PAN, Gustavo Madero, presidente de  la Comisión de Economía, declaró que el Senado debe felicitarse por lo bueno y extraordinario de este ejercicio, que permitió la materialización de acuerdos para el bien del país.

El coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera,  destacó, a su vez,  que el Senado trabajó por México y lo más importante trabajó en unidad por las familias mexicanas, las y los trabajadores y los empresarios .

“No fuimos oficialía de partes, se hicieron , cientos de modificaciones a diversas leyes, a diversos ordenamientos.

 

Fuente: La Jornada

Piden industria de NL mantener apoyos en materia ferroviaria

Si de exportar alimentos se trata, a México le ha ido bien en el arranque de este año.                                

Al menos así lo muestran los números más recientes, en donde se observa que la balanza comercial de productos agroalimentarios que comercializa México con el mundo tuvo un repunte de 11.68% en su superávit durante el primer cuatrimestre del año (enero – abril), en comparación con el mismo periodo de 2019, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.                                                                                                                                                        

De acuerdo con un reporte elaborado por la dependencia, entre enero y abril de este año la balanza comercial agroalimentaria registró un saldo a favor por $4,843 millones de dólares, cifra superior en $506 millones de dólares con lo reportado en igual lapso del año anterior, lo que refleja que «el campo no se detuvo, en el lapso referido,en su dinámica exportadora»

Paralelo a ello refiere que en estos cuatro meses de referencia, las exportaciones agroalimentarias (incluye productos agropecuarios y agroindustriales) totales alcanzaron los $14,092 millones de dólares, un aumento de 5.58% en términos anuales, y un comercio agroalimentario global por $23,341 millones de dólares.

En lo que corresponde a la balanza comercial agropecuaria (producción primaria), ésta obtuvo un incremento de 14.5% (con lo que alcanzó un superávit de $3,056 millones de dólares –un aumento en términos absolutos de $437 millones de dólares, en relación con igual periodo de 2019- y exportaciones totales por $7,324 millones de dólares, 6.35% más que en el mismo lapso del año previo.

A nivel grupo, los subsectores de hortalizas, frutas y bebidas, contribuyeron con el 60% de las ventas totales realizadas al extranjero durante el periodo de referencia, convirtiéndose en los rubros de mayor demanda por parte de los compradores internacionales.En lo que corresponde a los productos con mayores incrementos en sus ventas internacionales se encuentra el aguacate, con un crecimiento de 24.77% e ingresos por $1,289 millones de dólares.

 

Fuente: Diario el Horizonte


Nada puede detener la producción automotriz

GRACIAS A LA APLICACIÓN del Tratado de Libre Comercio de América del Norte de 1994, la industria automotriz en México tuvo un crecimiento que la ha llevado a ser la principal manufactura; ser el cuarto lugar en exportación de automóviles a nivel mundial y el séptimo productor de autos en el mundo.

El 40% del abasto de autopartes a Estados Unidos proviene de México, el 79% de las exportaciones del ramo van a dar a ese país, aunque en los últimos años han llegado más de 13 mil millones de dólares de inversión desde Alemania, Japón y Corea del Sur debido a que nuestro país tiene dos grandes atractivos: mano de obra barata y un lugar privilegiado en la geografía al tener una salida al océano Pacífico y otra al Atlántico.

La industria automotriz emplea a cerca de 980 mil trabajadores en 2,041 establecimientos relacionados con la producción de autopartes y 20 armadoras en el norte, centro y occidente del país y aporta el 3.9% del PIB nacional y el 20.8% del PIB manufacturero.

Estos son los números que esgrimen los empresarios transnacionales de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que de mexicana sólo tiene el nombre y que representa a: Fiat Chrysler Automobile, Ford, General Motors, Nissan, Volkswagen y Audi, así como a otras 13 empresas internacionales y la Industria Nacional de Autopartes (INA) que aglutina a empresas norteamericanas como Brake Parts In, Federal-Mogul, Johnson Control o la alemana ZF Trading y la “mexicana” Dacomsa, para decir que su sector es esencial. Sin embargo, ¿es el sector manufacturero automotriz esencial? ¿Es verdad lo que dice la INA y “no hay dinero que alcance” para mantener a los trabajadores en casa frente a la pandemia?

Para responder veamos el ejemplo de General Motors, la empresa automotriz que más ganancias obtiene en México y la sexta empresa que más gana en nuestro país: el año pasado reportó cerca de 7 mil millones de dólares en ganancias a nivel mundial y México aportó el 15% de éstas, equivalente a 1050 millones de dólares. También reporta que tiene cerca de 15 mil trabajadores en México con un salario promedio de $6,740 pesos (para operarios de producción) entre las plantas armadoras de autos y las fábricas de autopartes. Haciendo cuentas vemos que con las ganancias del año pasado podría mantener a todos sus trabajadores durante 19 años ¿No hay dinero que alcance?

Del lado de las “empresas mexicanas” tenemos a Dacomsa, de Grupo Kuo (una transnacional presente en más de 70 países) la cual diversifica sus empresas entre el sector del consumo, el químico, la energía y el automotriz y del cual forman parte Grupo Herdez Del Fuerte (sí, esos de la comida enlatada), Keken (producción de carne de cerdo) y Repsol (energía y petroquímica española). Grupo Kuo registró una ganancia de 508 millones de pesos en el primer trimestre del año sólo en México. Si utilizamos el mismo promedio de salario del ejemplo anterior ($6,470 pesos) con las ganancias de un trimestre esta empresa podría pagarles a sus trabajadores de todo el mundo (reporta 20 mil) por cuatro meses de estar en sus casas. ¿No hay dinero que alcance?

Estos números sólo demuestran que estas absurdas cantidades de dinero no alcanzan a llenar el hambre bestial de ganancias que tienen los burgueses. Que ellos gritan y patalean exigiendo volver a producir cuando ellos no son los que producen, ellos no se infectarán en las fábricas y ellos no estarán hasta el cuello de deudas si dejan de trabajar un par de meses.

Entonces, ¿qué es una actividad esencial? En el capitalismo lo esencial será aquello que genere plusvalor (dinero no pagado al trabajador al realizar su labor), eso en principio. Ahora, en un país como el nuestro donde estamos en una economía subordinada a los intereses del capitalismo monopolista transnacional y donde la manufactura adquiere un papel preponderante en la división internacional del trabajo, las presiones internacionales se vuelven un factor de suma importancia para determinar qué es lo esencial.

Por eso el pueblo se pregunta: ¿por qué las grandes empresas siguieron trabajando, las maquilas, las transnacionales, los grandes centros comerciales como Waltmart o Soriana mientras que los tianguis cerraron?

La respuesta es clara: porque es lo esencial para el capitalismo y entre más pequeños negocios quiebren, entre más gente sea despedida, más podrán encontrar quien trabaje por una miseria y fortalecer sus monopolios.

Mientras esto pasa, la Secretaría del Trabajo anuncia sanciones para decenas de empresas que no siguieron las indicaciones; los trabajadores cierran maquilas y llaman a no reabrir las armadoras de automóviles hasta que no existan condiciones para hacerlo todo de manera salubre. Las contradicciones de clase se agudizan. Los empresarios multinacionales presionaron al gobierno para reactivar la economía, pues el 18 de mayo se anunciaba reinicio de operaciones en armadoras de EUA y se exigía que todo el sector automotriz mexicano reiniciara también.

El gobierno mexicano cedió a medias, nombró a la industria automotriz como una actividad esencial, pero dependiendo del avance de la pandemia en cada estado, un asunto de ciencia que también tiene que ver con la pugna política que ahora se vuelve cada vez más focalizada según los distintos estados de la república. Por ejemplo, uno de quienes se ha mostrado más renuente a las políticas federales en torno a la pandemia es Miguel Barbosa, gobernador morenista de Puebla, quien impidió el regreso a las labores de la industria automotriz aun cuando el propio sindicato de la Volkswagen había “acordado” reiniciar labores con la empresa. Los sindicatos llamando a la producción en medio de la crisis y los gobernantes de oscuro pasado cerrándola, el mundo al revés.

Por eso debemos ser muy cautos al observar los fenómenos. Ni todo es entreguismo a los imperialistas ni México está a un paso del comunismo. Lo cierto es que el gobierno mexicano es un gobierno capitalista; que dice buscar la construcción del Estado de bienestar y quiere recuperar el control de ciertas ramas estratégicas de la producción. Al mismo tiempo intenta conciliar los intereses de las amplias masas de trabajadores y pequeños propietarios del campo y la ciudad con las de los grandes empresarios.

Debemos aprovechar estas contradicciones para avanzar, para exigir como trabajadores nuestros derechos. Si es verdad que “primero los pobres” que las autoridades no se pongan del lado de los empresarios millonarios.

Es momento de organizar sindicatos independientes, combativos, democráticos y con carácter de clase proletario; es momento para organizarnos con todos aquellos que han sido despedidos por estas empresas y con quienes han sido víctimas de la pandemia.

La esencia de la “actividad esencial” es el afán de acumular ganancias, para nosotros lo esencial es la vida del pueblo, la salud, el trabajo, la educación. Para nosotros el cambio de esencia sólo llegará de mano de los trabajadores, sin conciliar con los que nos roban la vida y nos explotan. Es tiempo de luchar como clase contra los burgueses que sumen a nuestro país en la miseria. Es tiempo de construir un sistema económico donde nosotros decidamos el rumbo, es tiempo de luchar por el socialismo.

 

Fuente: MéxicoXport

El capítulo digital del TMEC busca beneficiar a 64% de las pymes mexicanas

El capítulo digital del TMEC prevé impulsar el e-commerce transfronterizo de las pequeñas empresas. Sin embargo, la crisis del COVID-19 puede golpear a las pymes antes de que vean un beneficio.

El comercio digital fue uno de los nuevos puntos a considerar en el escenario del nuevo Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá (TMEC), pues en la redacción de su capítulo digital se busca fortalecerlas con la promoción del comercio electrónico transfronterizo y políticas que cuiden mejor los datos personales que implican las transacciones en línea.

Sissi de la Peña, gerente de Comercio Digital y Organismos Internacionales LATAM en la Asociación Latinoamericana de Internet comentó que con la aplicación de este capítulo alrededor de 64% de las empresas mexicanas podrán verse beneficiadas.

“Poco más del 64% de las empresas mexicanas son pymes, y son las que generan el 60% de los empleos en el país, por ellas es que el capítulo digital buscó fortalecer y democratizar el comercio transfronterizo”, precisó de la Peña en entrevista.

El comercio electrónico transfronterizo es una tendencia que se espera que se solidifique en los próximos años, en México, solo 34% de los internautas dicen comprar solo artículos locales mientras que el resto adquiere de tiendas en otros países o de ambas fuentes, según un estudio de mercado de PayPal e IPSOS.

Dicho estudio estimó que para 2022, el eCommerce transfronterizo, alcanzará 630,000 millones de dólares en valor de ventas y representará 20% del total del comercio digital, por lo que a los negocios mexicanos, les viene bien aprovechar el auge de la tendencia.

La revisión del contenido de este acuerdo comercial brindó la oportunidad de incluir asuntos que el primer tratado no contemplaba, cómo el comercio electrónico transfronterizo entre Estados Unidos, México y Canadá. Pero para ello, tanto las empresas, como los gobiernos deberán de trabajar en fortalecer la armonización legislativa, reto en el que ya están trabajando algunas secretarías, de acuerdo a de la Peña.

“En este capítulo se muestran cláusulas sobre el control transfronterizo de datos, de ciberseguridad, establece un marco en materia de representatividad de intermediarios, y una normativa en términos de responsabilidad. México tendrá la oportunidad de empezar una legislación de sistemas de cómputo interactivo, o sea de responsabilidad intermediaria. La Secretaría de Economía ya está trabajando, para tener armonización legislativa”, dijo.

Con esto los acuerdos que se definieron en el TMEC buscan que los organismos en México regulen adecuadamente cada acuerdo internacional, con respecto a las normativas estatales y locales con el fin de que no haya conflicto entre éstas.

Crisis por COVID-19 antes que TMEC

Pese a que las pymes, y sus posibilidades en el ambiente digital se ven al alza, para muchas de estas empresas en México la crisis económica por el COVID-19 podría terminar con sus negocios ante que se vean beneficiadas del acuerdo de comercio internacional.

La Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) del Inegi, indicó que hay 311,000 empresas del sector formal con suspensión temporal de ingresos y otras 313,000 empresas no formales, en la misma condición, esto significa poco más 600,000 empresas que no reciben capital y que están en riesgo de cerrar en los siguientes meses.

De las 311,000 empresas que identificó ETOE, 81% son pymes, mientras que de las 313,000 un 98% son pequeñas y medianas empresas en riesgo.

Esto, en números netos, indica que el 80% de las Pymes están riesgo de cerrar, por lo que del 64% que podrían verse beneficiadas con el capítulo de comercio digital, poco más de la mitad podría perecer.

Aunado a esto las nuevas políticas fiscales, como la del impuesto digital, se suman a la crisis de las pymes mexicanas. De la Peña señala que éstas pueden ser perjudiciales para este segmento empresarial al que va dirigido el capítulo de comercio digital.

“Son pymes y les estás poniendo barreras a estas empresas con una política fiscal que no está bien clara y que no tiene bien identificados los impactos específicos que podrá tener. Es una ley que fue diseñada de forma apresurada ya que no contempla el impacto que tendrá en todos los usuarios, pues no es lo mismo una plataforma de movilidad, a un marketplace, o una de hospedaje, donde los usuarios de éstas se ven afectados”, dijo.

 

Fuente: CNN Expansión

Exportaciones mexicanas de azúcar y confitería a Azerbaiyán acumulan $35.7 millones de dólares (2013-2019)

En 2019, las exportaciones de azúcar mexicana a Azerbaiyán incrementaron 65.67% desde 2015, reporta AZERTAC alegándose a la Embajada de México en Azerbaiyán.

De 2013 a 2019 las exportaciones mexicanas de azúcares y artículos de confitería a Azerbaiyán acumularon un total de $35.7 millones de dólares. De dicho monto, 99% fueron por la venta de azúcar en bruto obtenidos de la caña de azúcar. Las confiterías y el azúcar mexicanos tienen presencia en Azerbaiyán desde 2013.

La tendencia que registra la importación de azúcar mexicana ha ido creciendo en los últimos años, y alcanzó un récord importante en 2019 con $22.3 millones de dólares. Este monto representó cerca del 40% del comercio total México-Azerbaiyán en 2019.

Asimismo, y en cantidades menores, Azerbaiyán importa de México chicle (con o sin azúcar) y otros productos de confitería hechos de azúcar, los cuales han registrado crecimiento en los últimos años.

Exportaciones mexicanas de azúcar y confitería a Azerbaiyán acumulan $35.7 millones de dólares (2013-2019)

Azerbaiyán importó azúcar mexicana en 2015 por un monto de $13.4 millones de dólares, lo que representó el 60.44% del total de las exportaciones mexicanas al país durante dicho periodo. De igual forma, en 2019, el azúcar mexicana jugó un papel importante en el desarrollo del comercio bilateral durante ese año, alcanzando un total de $22.2 millones de dólares, 42.56% exportaciones totales de México a Azerbaiyán.

Exportaciones mexicanas de azúcar y confitería a Azerbaiyán acumulan $35.7 millones de dólares (2013-2019)

Al respecto, las exportaciones de azúcar mexicana hacia Azerbaiyán entre 2015 y 2019 incrementaron 65.67%.

Cabe destacar que actualmente en México operan 51 ingenios distribuidos en 15 estados del país, mismos que cuentan con 504,000 empleos directos. Los estados de Veracruz y Jalisco aportan aproximadamente 50.6% de la producción nacional. De acuerdo con cifras de 2018, se estima que la producción de caña de azúcar en México fue de aproximadamente 55.9 millones de toneladas.

 

Fuente: MéxicoXport

Alistan importación de frijol por caída de producción nacional

Ante la caída en la cosecha de frijol del ciclo primavera-verano 2019 y la menor producción para 2020, la Secretaría de Economía decidió adelantar la vigencia del cupo de importación de frijol. Regularmente el gobierno federal permite que los países con los que no se tiene tratado comercial vendan frijol libre de impuestos al mercado mexicano, del 15 de agosto al 30 de noviembre, pero ante la caída de producción nacional de dicha leguminosa se adelantó la vigencia para el periodo del 1 de julio al 15 de octubre de 2020.

En el Diario Oficial de la Federación vespertino se explicó que «se observa una disminución importante de la producción nacional como consecuencia de la sequía que ha padecido el país». En el ciclo primavera-verano la producción de frijol en México disminuyó a una tasa anual de 31% y, de acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios, para el año comercial octubre 2019 – septiembre 2020 la producción se reducirá en 19.9%.

La Secretaría de Economía estima que el aumento la demanda de esa leguminosa en México, es a causa de la contingencia sanitaria de COVID-19 por lo que las importaciones de frijol subieron 14% entre octubre 2019 y abril de 2020. La anterior situación provocó un incremento anual de 29.9% del frijol, solamente en la primera quincena de junio los precios aumentaron 34.1% con respecto a la primera mitad de junio de 2019.

 

Fuente: El Informador

Barcos: ni ruido ni contaminación

Los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá actualizaron el sábado pasado el Acuerdo de Cooperación Ambiental suscrito en 1994 para entrar en vigor al mismo tiempo que el TLCAN, lo que dio origen a la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) entre los tres países. Ahora se incluyen compromisos más rigurosos negociados en el T-MEC que pueden convertirse en un dolor de cabeza para México.

Entre otras cosas, a partir del 1 de julio se tendrán que adoptar medidas para prevenir y mitigar el problema de la basura marina (desechos de plástico) y la contaminación de embarcaciones por uso de combustóleo con alto contenido de azufre, además de atender el ruido de los buques y su impacto en los mamíferos marinos, impulsar una gestión racional de químicos y desechos y reducir el desperdicio de alimentos.

Asimismo, desarrollar tecnologías de bajas emisiones, impulsar fuentes de energía limpias y renovables, proteger la capa de ozono con el “control de la producción, el consumo y comercio de sustancias” que la afectan como el dióxido de carbono, los combustibles fósiles y los clorofluorocarbonos que están en la elaboración de aerosoles para desodorantes e insecticidas, pinturas, aires acondicionados y refrigeradores.

Esto se aprobó en medio de la controversia entre el gobierno federal y las empresas generadoras de energía verde, y en general todas las relacionadas con el sector energético por políticas públicas que favorecen a Pemex y CFE, y cambios en las reglas del juego.

Esto cobra importancia porque en Dos Bocas, la nueva refinería prioridad de la 4T, se procesará crudo pesado con alto contenido de azufre. Desde enero, la nueva regla de la Organización Marítima Internacional prohíbe usar combustible con contenido de azufre mayor a 0.5 por ciento; por eso las barcos dejaron de comprar combustóleo a Pemex que lo canaliza a CFE para generar electricidad.

Las cifras al cierre de abril revelan que Pemex tuvo ventas internas de combustóleo pesado por 63 mil 164 barriles con un valor de 593 millones 851 mil pesos y exportó 83 mil 780 barriles por 64 millones 57 mil dólares. Un año antes las ventas internas alcanzaron 88 mil 320 barriles por 3 mil 124 millones de pesos y las exportaciones fueron de 65 mil 456 barriles por 113 millones 56 mil dólares.

Cuarto de junto

La CFE importa carbón suizo caro para la termoeléctrica de Petacalco, y en Coahuila hay descontento de productores, trabajadores y el gobernador Miguel Ángel Riquelme. Ya hay despidos de personal, y en Micare y Dos Repúblicas, subsidiarias de Ahmsa, llegará a tres mil… Gabriela Torres afirma que ya se entregan apoyos a comercializadores de Pronósticos para la Asistencia Pública, además de descuentos en el pago de fianzas de los próximos tres años. El miércoles podrán reabrir oficinas.

 

Fuente: Milenio

La mejor noticia del año

Este 1 de julio se pone en marcha el T-MEC, el nuevo (o mejor dicho actualizado) tratado de libre comercio entre México, Canadá y Estados Unidos. Y ésta es, sin duda, la mejor noticia de negocios, finanzas y economía que tendremos en este fatal 2020 que estamos transitando.

Enterrado el viejo TLCAN, el miércoles comenzaremos a navegar una nueva alianza que sigue siendo el mayor bloque comercial del mundo, un triunvirato que representa 27.6% del PIB mundial y mueve 15% del comercio con un mascarón de proa (como es EU) que sigue siendo la mayor y más consumidora economía mundial.

“Viendo como está el mundo hoy, y México también, esta es la única buena noticia en varios años. No va a resolver todos los problemas, porque aún hay decisiones que generan incertidumbre, pero solo el comercio que tenemos con EU sobrepasa los 600 mil mdd al año”, me confirma Juan Carlos Baker, ex subsecretario de Comercio Exterior de la SE y quien llevó toda la negociación de este tratado que duró 15 meses.

Y si bien el TLC sorteó todo tipo de embates (desde xenofóbicos por parte de Trump, dos elecciones presidenciales, amenazas de caravanas migrantes versus aranceles, un muro fronterizo y hasta un inminente juicio político del presidente de EU) nunca estuvo en consideración en ninguna de las decenas de reuniones y paneles de nada relacionado con cierre de fronteras sanitarias o de picos de contagio: jamás se tuvo en cuenta el escenario de una pandemia.

“Nunca pensamos que algo así pudiera suceder, que una enfermedad parara a 70% del mundo. En esta nueva dimensión comercial, le correspondería a México proponer un capítulo dentro del tratado que hable de cooperación dentro una contingencia como esta o de otras epidemias que puedan venir”, dice Baker. ¿Y por qué debe ser una avanzada mexicana? Porque somos el país que más se beneficia del T-MEC, en el que pesa más este acuerdo en su economía. Las exportaciones que tenemos dentro del tratado equivalen a 65% de nuestro PIB, mientras en el caso de EU es solo 12% y para Canadá significa 40% de su PIB.

Para poner en contexto, EU es el destino de 81% de nuestras exportaciones, para Canadá es 13% y nosotros representamos 14% de las exportaciones de EU, un mercado más enfocado al mercado doméstico que al internacional.

Sin duda somos la economía más pequeña de los tres: el PIB de EU ronda 21 billones de dólares, Canadá 1.7 y el nuestro es de 1.3 billones. Además, EU es el número uno en IED en nuestro país, una oportunidad que puede crecer de cara a la ‘nueva normalidad’ comercial. “La epidemia hizo evidente el peso y la profundidad de las cadenas de suministros en el T-MEC. Hay un cambio en la mentalidad del político estadunidense respecto al comercio mundial, sin importar el partido: se han vuelto más proteccionistas y las empresas verán difícil la inversión en ese país optando vender a la mayor economía del mundo desde México”, agrega Baker.

 

Fuente: Milenio

Publica gobierno decreto para sustituir TLC por T-MEC

Por medio del Diario Oficial de la Federación (DOF) el gobierno federal publicó un decreto para sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) por el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). 

Este último fue firmado en Buenos Aires en 30 de noviembre de 2018 y entrará en vigor el próximo miércoles 1 de julio de 2020.   

En el documento se explica que el Protocolo Modificatorio y los acuerdos paralelos fueron aprobados por la Cámara de Senadores del Honorable Congreso de la Unión, el 19 de junio y el 12 de diciembre de 2019, según decretos publicados en el DOF del 29 de julio de 2019 y del 21 de enero de 2020. 

“El día de hoy lunes 29 de junio de 2020 se publicó el Decreto Promulgatorio del protocolo por el que se sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte por el Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos, los Estados Unidos de América y Canadá, hecho en Buenos Aires, el treinta de noviembre de dos mil dieciocho”, señala el DOF.

Las notificaciones efectuadas entre los gobiernos de México y EU, incluyen los acuerdos paralelos entre ambos gobiernos.

 

Fuente: La Jornada

El T-MEC será más un reto que la salvación de México (al menos a corto plazo)

No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se venza. Luego de una negociación que abarcó dos administraciones federales en México –Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador-, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entra en vigor este 1 de julio.

El presidente Donald Trump, quien dijo que el TLCAN fue el peor tratado en la historia, buscó un acuerdo cargado a favor de Estados Unidos. Sin embargo, durante la negociación, sus pares lograron un equilibrio que se traducirá en beneficios para la región. En un inicio, ganará Estados Unidos, pero representa una oportunidad para que México conforme cadenas de suministro y se vuelve más competitivo, aseguraron analistas consultados por Expansión.

A diferencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, vigente desde enero de 1994, el T-MEC incluye compromisos en materia ambiental y laboral; además de disciplinas que hace 26 años no existían, como el comercio digital.

¿Qué pasará con la entrada en vigor el T-MEC?

Los tres socios comerciales tendrán un periodo de gracia para cumplir con cuestiones como las reglas de origen, las cuales para el sector automotriz estipulan que, un vehículo ligero deberá tener un 75% de contenido hecho en la región y un 70% para los vehículos pesados; además, entre el 40% y el 45% de estos tendrá que provenir de áreas de "altos salarios.

“El tratado no le va a traer beneficios ni a México ni a Canada, primero porque ya venimos de un tratado que existe. Los cambios a las reglas de origen, seguramente nos va a generar una reducción en el nivel de exportación, una reducción en el superávit en la balanza comercial para México, seguramente se reducirá”, dijo Carlos Quijano, profesor de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

“Vamos a arrancar en medio de la pandemia, donde las cadenas de suministro están restableciéndose y, vamos además a entrar en una época donde la demanda va a estar muy caída. Nos va a quedar un poquito grande el T-MEC porque el volumen de intercambio va a disminuir algo por la caída en el ingreso, el PIB de Estados Unidos, el PIB mundial y desde luego en el mexicano”, añadió en entrevista Enrique Cárdenas, director de Puebla contra la corrupción.

“Según algunos empresarios mexicanos y muchos analistas de EU, creen que el T-MEC puede reducir la capacidad exportadora de los tres países”, comentó recientemente Alicia Puyana Mutis, consejera del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC).

Desarrollo

Los analistas coinciden en que es mejor tenerlo. Asimismo, refieren que, pese a los retos de este nuevo tratado, también representa oportunidades para México, aunque los beneficios llegarían en el mediano y largo plazos.

“El gobierno mexicano, desde la época de (Ernesto) Zedillo y después, hizo muy poco para que el impacto regional de TLCAN pudiera distribuirse más homogéneamente en el país. Por eso hemos tenido un diferencial en el desarrollo de México entre el centro-norte y el Sur del país. Es un tratado comercial no un convenio de desarrollo integral de un país. El TLCAN no es más que un tratado de libre comercio”, apuntó Enrique Cárdenas.

“Con los acuerdos comerciales los presidentes entran y comprometen a su país para satisfacer sus objetivos de desarrollo o de crecimiento de los rubros que quiere satisfacer; pueden ser con los trabajadores o con los empresarios”, complementó Puyana.

La oportunidad de desarrollo viene en el sentido de aprovechar las reglas de origen, para sustituir la proveeduría proveniente de Asia y en menor medida de Brasil y Europa, por componentes producidos en México.

“Lo que busca el T-MEC es cambios en la proveeduría, sobre todo de acero, aluminio y componentes electrónicos provenientes de Asia y desarrollar esa proveeduría dentro de la región. Pueden ser empresas mexicanas y canadienses que desarrollen esos productos, no solo estadounidenses”, apuntó Quijano, de la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey.

“Nuestras exportaciones tienen un bajo valor nacional integrado. Somos en gran medida ensambladores, maquiladores, integradores de proceso pero nuestro nivel de valor en la industria manufacturera, se quedó limitado. Nuestras exportaciones están no más allá del 30% de valor nacional integrado en exportación”, abundó.

“Si queremos promover que las cadenas productivas se integren, moviendo empresas hacia el sur-sureste, tiene que estar alineado con toda una política integral. Por ahora no se puede hablar de llevar industria a la zona, porque es posible que no se tenga no solo la infraestructura, sino tampoco personal capacitado para ofrecer sus servicios a las industrias”, añadió el profesor del Tec de Monterrey.

La negociación

Luego de una visión netamente proteccionista de Estados Unidos, México y Canadá lograron llevar el T-MEC a parámetros aceptados en el comercio internacional.

México aprovechó la experiencia del equipo negociador (inició con Ildefonso Guajardo y Juan Carlos Baker y terminó con Jesús Seade). Mantener la discusión en el nivel multilateral y no engancharse en el nivel bilateral, que era donde Estados Unidos quería llevar la negociación, es decir, quería llevar una discusión por un lado con Canadá y por otro lado con México, discutida dos líneas.

¿La salvación económica?

Debido al entorno global por el coronavirus (Covid-19) y a la dependencia que hay entre las economías mexicana y estadounidense, los expertos descartan que el T-MEC sea la salvación económica para México.

“No es que sea la salvación. Más bien va a ayudar a que, conforme se vaya restableciendo la economía de Estados Unidos, nos jale, como lo ha hecho en épocas anteriores, pero no va a ser suficiente para sustituir una caída en el consumo interno como el que se está viendo, y que va a seguir”, anticipó el director de Puebla contra la Corrupción.

“Los beneficios del T-MEC se esperan para México, pero es un tema que va a tomar de cinco a siete años. Así está contemplado y así lo ve la mayoría de las empresas y la misma Secretaría de Economía”, sostuvo por su parte Carlos Quijano.

“El Covid generó dos caídas drásticas: en la producción y cadenas de suministro que se han ido desfasando. Hay que ver órdenes de producción y de compra, y ver cuánto tiempo tarda un proveedor en empacar y trasladar los pedidos”, añadió.

Campaña presidencial en EU

En noviembre Donald Trump buscará reelegirse como presidente de Estados Unidos y, seguramente, como lo hizo hace cuatro años, México será parte de su estrategia política para ganar votos. La pregunta es ¿México está preparado para estos embates?

“No estamos preparados. Es tan grande la asimetría del poder y tan fuerte la sumisión que ha mostrado López Obrador a lo que quiere Trump, que no estamos preparados. Estamos súper vulnerables a lo que diga Trump, así, de plano”, consideró Enrique Cárdenas.

“Estará México presente (en la retórica de Trump), pero tiene otras prioridades para repartir ‘golpes’, pero tendrá que responder a cada evento conforme venga. Es un juego complicado, esquivando algunos golpes y aceptar algunos en eras de un bien mayor, soportando males menores. Ahí el gobierno tendrá un gran reto para saber jugar en esta dinámica”, consideró Quijano.

 

Fuente: CNN Expansión