Si no ve correctamente este boletín por favor de click aquí.

     

Hay salida de capitales en el país, reporta Merrill Lynch

 
La Jornada

29 DE AGOSTO DE 2019

Empresas y ciudadanos mexicanos están sacando dinero del país, afirmó este miércoles el banco de inversión estadunidense Bank of America Merrill Lynch (BofA), a partir del análisis de cifras oficiales del Banco de México (BdeM).

Según datos del BdeM, en el primer semestre del año empresas y ciudadanos mexicanos transfirieron recursos al exterior por 8 mil 968 millones de dólares para la adquisición de activos financieros.Un superávit de cuenta corriente –como el reportado por el BdeM para el segundo trimestre del año– significa que los mexicanos están sacando ahorros del país, lo que podría deberse al pesimismo sobre el crecimiento de la productividad interna, afirmó la institución financiera estadunidense.

Si las condiciones para la inversión no mejoran, el potencial de México puede caer, atrapando a la economía en un ciclo de estancamiento con inflación, aseguró.

El viernes, el banco central informó que la cuenta corriente de la balanza de pagos en el segundo trimestre de 2019 exhibió un superávit de 5 mil 143 millones de dólares y que corresponde a 1.6 por ciento del producto interno bruto (PIB), nivel que se compara con el déficit de 1.1 por ciento del PIB registrado en el mismo periodo de 2018, cuando tuvo un déficit de 3 mil 195 millones de dólares.

La balanza de pagos refleja las operaciones realizadas por gobierno, empresas y particulares con el resto del mundo, entre ellas, las de comercio exterior, turismo, remesas, contratación y pago de deuda, así como los flujos de inversión directa y en cartera, principalmente.

Subejercicio del gasto

En este sentido, el reporte del BofA detalla que el saldo de la cuenta corriente en el segundo trimestre fue resultado de un cambio en la balanza comercial de México con el mundo y que deriva en una contracción de las importaciones nacionales. Explica que las importaciones para el consumo están cayendo.

El reporte, elaborado por el economista Carlos Capistrán, señala que otro de los motivos que pudiesen haber provocado el cambio en la balanza comercial es el subejercicio del gasto público y de forma externa, la incertidumbre sobre la economía global.

Lo que queda claro del cambio en la cuenta corriente, impulsado por una caída en las importaciones, es que si las condiciones para la inversión no mejoran, el potencial de México puede disminuir, atrapando a la economía mexicana en un equilibrio de estancamiento con inflación, indicó el economista.


< regresar