Si no ve correctamente este boletín por favor de click aquí.

     

La industria textil enfrenta una crisis y estas son las razones

 
Alto Nivel

03 DE MAYO DE 2019

Atrás quedaron los crecimientos de la industria textil y del vestido de 4.8% y de 6.3% en los años 70 y 80. Hoy, el sector enfrenta una caída generalizada, que se ha agravado los últimos meses, producto de un mercado interno debilitado por un entorno de ilegalidad, de contrabando y de precios asiáticos muy agresivos, producto de cuestionables políticas industriales, comerciales, cambiarias y de una laxa normatividad en materia ambiental y laboral en los países de origen, donde destacan China, Tailandia, Bangladesh y Vietnam.

Esto le ha provocado una grave enfermedad a la industria: cáncer de ilegalidad, de contrabando y de subvaluación y, si no se actúa de manera inmediata, se va a morir el paciente, aseguran industriales de la cadena fibra-textil-vestido.

Y el Tratado Integral Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) será la prueba de fuego para el nuevo gobierno, que se ha comprometido a proteger la industria nacional, en especial la cadena fibra-textil-vestido, ya que este acuerdo comercial abrirá el mercado mexicano a Vietnam, cuya economía no es de mercado y su industria se maneja con empresas paraestatales, entre otras prácticas de subsidios a toda su producción.

En 2017, la balanza comercial Textil-Confección de México con Vietnam resultó negativa, toda vez que las importaciones de ese país sumaron 229.4 millones de dólares (mdd) y las exportaciones apenas ascendieron a 1.8 mdd. El año pasado, la diferencia creció aún más, alcanzando los 278.6 mdd, pues las importaciones totalizaron 281.3 mdd y las exportaciones de México fueron de apenas 2.7 mdd.

Lo mismo sucedió con Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Perú y Singapur, países que forman parte del CPTPP, aunque la diferencia fue mucho menor a la de Vietnam en ambos años. Y esto es apenas el comienzo.

“Esta negociación tiene contenida una Lista de Escaso Abasto (permite el uso de insumos de cualquier procedencia, incluida China, porque no se producen en la región), que no es otra cosa que una negociación muy perversa, ya que precisamente de toda esta lista hay abasto suficiente en el país y, sin embargo, por medio de esta lista hoy podrán entrar a nuestro país mercancías no originarias con cero arancel”, indicó Cohen Sitton.

El presidente de la Canaintex adelantó que la entrada en vigor de este Tratado, el pasado 30 de diciembre, le implicaría al sector textil y de la confección una pérdida de más de 360,000 empleos directos, formales e informales en los primeros cinco años.

De ahí que el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, se comprometiera a estudiar el CPTPP, para ver cómo afecta a cada sector y tanto el gobierno como la industria puedan prepararse.

“Vamos a proteger en lo que podamos la industria nacional dentro del marco de los acuerdos. En esta nueva política industrial, si nos tenemos que equivocar, nos vamos a equivocar más protegiendo que desprotegiendo”, sostuvo el también empresario, durante el III Encuentro Nacional de la Cadena Fibra-Textil-Vestido.

Y en lo que la Oficina de la Presidencia de la República hace dicho análisis, la Secretaría de Economía anunció en marzo pasado la imposición de un arancel del 30% a las importaciones textiles que procedan de países con los que México no tiene tratados de libre comercio, por un periodo de seis meses. De esta forma se protegería a la industria nacional de las prácticas desleales de China y otros países asiáticos.

“Esta decisión claramente es acorde al Plan Nacional de Desarrollo, en donde uno de sus principales objetivos es generar Política Industrial para generar empleo, incrementar la producción, incrementar el contenido nacional de calidad y altamente competitiva. Esto genera confianza y la confianza genera inversión que es la que detona el desarrollo de la economía”, comentó Cohen Sitton.

< regresar