Si no ve correctamente este boletín por favor de click aquí.

     

Por tarifas, EU baja venta foránea de acero

 
El Economista

30 DE ABRIL DE 2019

Desde que las tarifas de represalia de la Sección 232 entraron en vigor en la Unión Europea, Canadá y México en julio, las exportaciones estadounidenses de los productos abarcados han estado por debajo de su promedio mensual anterior en 37, 23 y 10%, respectivamente.

Estas afectaciones se han dado mientras México y Canadá ultiman la nueva lista de productos, bajo la figura de carrusel.

Las exportaciones anuales de Estados Unidos afectadas por las represalias de la Sección 232 totalizan 25,000 millones de dólares anuales.

En general, los exportadores estadounidenses que enfrentan aranceles de represalia pueden estar en una desventaja de precio en los mercados de exportación en relación con los competidores de otros países, lo que puede disminuir la demanda de exportaciones estadounidenses a esos mercados.

Sobre este asunto, Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, adelantó que en las próximas semanas el gobierno mexicano emitirá una nueva lista de aranceles a productos de importación estadunidense, tanto agropecuarios como industriales, como represalia de las tarifas que Estados Unidos impuso al acero y el aluminio.

“Efectivamente, estamos revisando los productos a los que se les va a aplicar represalia a la medida 232 que Estados Unidos ha aplicado a las exportaciones de acero y aluminio de México y estamos avanzando en el proceso. En unas semanas más vamos a tener los procesos jurídicos internos y todas las revisiones. Serán productos agropecuarios, industriales y del acero”, dijo en un foro organizado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Tecnológico de Monterrey.

“Vamos a aplicarla (la medida) por unos meses y vamos a ver cuál es el resultado. Estamos esperando que Estados Unidos elimine la medida”, añadió De la Mora.

Mientras tanto, el Departamento de Comercio está gestionando un proceso para posibles exclusiones de productos con el fin de limitar los posibles efectos internos negativos de las tarifas en las empresas y los consumidores estadounidenses.

De las casi 70,000 solicitudes de exclusión de acero, más de 16,000 han sido concedidas y alrededor de 46,000 han sido denegadas hasta la fecha.

También el Departamento de Comercio recibió alrededor de 10,000 solicitudes de exclusión de aluminio, con 3,000 exclusiones otorgadas y 500 denegadas.

< regresar